Deportes

Tragedia jarocha

Los Tiburones Rojos de Veracruz concretaron su descenso de la Liga MX desde la jornada 11, y como muertos vivientes han afrontado el resto de sus partidos del Clausura 2019.

En la fecha 14, Pachuca se encargó de propinarles la peor goleada que se ha visto en años, segunda más grande en la historia de los torneos cortos, y prácticamente sin despeinarse.

La victoria por 9-2 de los Tuzos no solo es una humillación para los escualos, sino una llamada de atención a la misma liga. De forma absurda, los dirigentes decidieron suspender el descenso por 2 años, facultando a los equipos para permanecer en el máximo circuito con solo pagar una multa de 6 millones de dólares en caso de terminar en el último lugar de la tabla de cociente.

Lobos ya sacó provecho de tal situación, pagó la famosa multa y se quedó en primera división, tal como haría el equipo de Veracruz según su propietario, Fidel Kuri.

Entre las terroríficas cifras de los Tiburones, se encuentra la marca de 24 partidos al hilo sin ganar en liga, de los cuales ha perdido 17. El equipo ni siquiera ganó su lugar de Liga MX en la cancha, pues cabe recordar que se compró la franquicia de los Reboceros de La Piedad para mudarla al Puerto.

Una vez más, Veracruz no ganó su lugar en el terreno de juego y volverá a hacerlo a través de un pago. ¿Será que el señor Kuri tiene la capacidad para armar un equipo digno de la tradicional plaza jarocha? No se trata de cuánto, sino de cómo se invierte, y estos números indican que se ha hecho de la peor manera imaginable. ¡Pobres Tiburones!

 

Tags
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
shares
Cerrado